Para I

Insomnio

Después de purgar memorias tristes en hojas blancas, abordo mi barco rojo con velas floreadas, dispuesta a surcar los mares de mi mente, inexplorados, atados.

Un enome farol amarillo en medio de la tormenta, reta al viento, valiente con su melena de lluvia. El negro del cielo intenta ocultar las olas que furiosas rompen en las rocas.

El silencio que carcome lentamente, desgasta mis argumentos, afirmando indecisiones.

Lento como gotas de agua en el grifo, caen los segundos, clic, clic, clic. El sueño se desborda.

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s