Ensayo, Mi desvarío

Experimentación con animales, ¿un dilema ético?

El tema de la experimentación con animales siempre ha sido polémico. Leyendo comentarios un poco agresivos al respecto pensaba en mi propio dilema, en relación a la investigación médica.

A veces no se recuerda que muchas enfermedades hoy tienen cura gracias a los modelos animales. En algunos tratamientos no hay forma de experimentar «in vitro», sin embargo siguen protocolos estrictos en los que se procura el menor daño a los animales; se crían y se mantienen en condiciones adecuadas y quienes trabajan en laboratorios de este tipo están sujetos igualmente a códigos de ética.

Es cierto que es muy cruel, pero desafortunadamente en estos casos aún no hay alternativas.

La primera vez que vi morir a una pequeña rata blanca en la prueba de un tratamiento contra la epilepsia me dolió mucho, poco faltaba para echarme a llorar. Ver a un ser vivo sufrir, lastima, por la impotencia y en estos casos, por saber que está en ese lugar y en esa situación de manera provocada.

Aquella muerte me enojó también, aunque tiempo después entendí de alguna manera, que esa vida valía porque era de un ser vivo, pero aún más porque gracias a ella y a muchas otras, en el futuro quienes padecen epilepsia, cáncer, Alzheimer, Parkinson e infinidad de enfermedades podrán tener una mejor calidad de vida. Entonces le agradecí literalmente, por ello.

Lo que esto provoca son sentimientos encontrados y un gran dilema ético. Pero precisamente por todos aquellos que sufren, la ciencia no ha podido detenerse. No es trivial de aceptar, pero de no ser así, hoy en día no existirían las opciones de tratamiento que tienen nuestros padres, abuelos, hermanos, parejas, amigos o nosotros mismos.

La industria cosmética y de cierta forma también la farmacéutica, son harina de otro costal. Es sabido que las prácticas de algunos laboratorios son poco éticas y a veces los experimentos no están fundamentados. Siempre es mejor, por ética o por motivos personales, usar productos que no han sido probados en animales y de ser posible, incluso aquellos que contienen ingredientes orgánicos. Así también nos aseguramos de que no se esté experimentando también con nosotros mismos.

En el caso de quienes se dedican a la ciencia, no son precisamente personas que odian y maltratan a los animales. Para muchos de ellos su vocación, trabajo, esfuerzo y frustración diarios son por el bienestar del ser humano. La ciencia también busca la manera de evitar la experimentación con animales y hacia este sentido deben ir las ideas y de algún modo, el reclamo, pero comprendiendo bien el por qué ha sucedido así el avance científico sin más prejuicios.

Estándar

2 comentarios en “Experimentación con animales, ¿un dilema ético?

  1. Con todo el cariño y respeto que te tengo, te planteo un punto de vista hasta cierto punto extremo, pero ¿extremo? o quizás la postura «green» a veces sea la extrema.
    Sintetizando: nuestro rechazo extremo a la muerte es antinatural.

    Sí me parece que el cuidado ético en la investigación es imprescindible pero también me parece que investigar con animales es totalmente válido siempre que se haga con el mayor cuidado.
    No comparto, por ejemplo, las posturas vegetarianas cuando se basan en «no matar» (si se basan solamente en la calidad de la alimentación es otra cosa).
    La naturaleza está llena de ejemplos de que matar y morir es parte de la vida. El que un león mate a un venado no es cruel en sí mismo, eso depende de la perspectiva. La naturaleza también cuenta con casos en que se mata no solo por alimentarse (que suele ser nuestro argumento favorito para censurar otras causas de matar). Los leones machos matan a los cachorros de otros machos, algunos machos se matan al competir por las hembras, etc.
    A excepción de las plantas, el resto de los seres vivos que habitamos el planeta nos alimentamos de otros seres vivos ya sean animales o plantas, de modo que si hicieramos una campaña «a favor de la vida» (como dicen los panistas) y la cumplieramos cabalmente, la humanidad desaparecería en menos de un año.

    En resumen creo que hemos desequilibrado nuestro concepto vida/muerte. Estamos equipados, o programados, por la naturaleza para evitar, casi siempre (que no siempre) a la muerte pero lo hemos llevado a un extremo antinatural inventando «cremas antiedad» y otras cosas que acaban atentando contra la vida misma. Hay una teoría que plantea que la naturaleza creó la muerte para favorecer el intercambio genético y con ello la adaptación y evolución. Mientras más longevo es un ser vivo menos evoluciona. Entonces el respeto a la muerte es respeto a la naturaleza.

    La lucha dialéctica entre la vida y la muerte es inevitable y siempre necesitaremos estar a favor y en contra de ambas simultanea e irremediablemente.

    Me gusta

  2. arenamaia dijo:

    Gabriel, gracias por tomarte el tiempo para escribir. Es verdad, es una perspectiva desde otro ángulo, que finalmente no deja de ser cultural. Lidiar con la muerte en nuestra cultura es un tema delicado, jamás lo vemos como parte natural y evidente de la vida, por lo que hay un gran rechazo. Por supuesto que en la naturaleza existen procesos en los que sería imposible seguir el curso normal sin la muerte, quizá el argumento en estas discusiones es la conciencia del ser humano, que le permitiría (utópicamente) decidir si se alimenta de otros seres vivos o no o si vive a costa de ellos.

    Me parece que es un tema con tantas aristas, que requiere de una filosofía sin prejuicios. Al final de cuentas, se trata de la cuestión delicada «ética», «moral» sobre el daño hacia los otros, esos otros que no tienen voz para protestar. Y eso es lo que me da vueltas en la cabeza. Hasta hoy no llego a una conclusión y es difícil intercambiar puntos de vista cuando hay prejuicio y agresividad en los argumentos por parte de los defensores de los animales o los activistas provida.

    Mi curiosidad, a raíz de esto, es saber cómo trata estos temas el budismo por ejemplo. Conocer esto sería para mi muy nutritivo. Y por supuesto que la lista sigue…

    Gracias nuevamente por darte la vuelta por acá, siempre tus comentarios me aportan mucho 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s